Según ha informado Gesha, el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda, el aluvión de peticiones nada más iniciarse el proceso de reingreso del IRPF de las prestaciones de maternidad y paternidad han provocado una ralentización en su tramitación, más cuando muchas de las peticiones son irregulares y no procede devolución.

Recordamos que a principios de diciembre compareció la Ministra María Jesús Montero para informar sobre el procedimiento de esta reclamación. Para facilitar y agilizar el proceso, se habilitó una primera fase que coincide con este mes de diciembre para los beneficiarios de las prestaciones de 2014 y 2015 y se habilitó otro para los de 2016 y 2017, a partir de enero de 2019.

Hacienda va a revisar cada una de las solicitudes, todas aquellas que generen dudas las va a paralizar y solamente resolverá aquellas que no generen duda. Lo que pretende Hacienda es evitar devolver una cantidad que no procede, generando un error que provocaría después reclamarle el reintegro del importe.

Como ya informamos en nuestro anterior artículo titulado “Abierto el plazo para solicitar la devolución del IRPF por la prestación de maternidad y paternidad” no todas las personas van a tener derecho a recibir devolución, ya que aquellas a las que no les retuvieron o aquellas a las que por sus circunstancias se les devolvió todo lo retenido, no van a obtener importe alguno porque a lo máximo que una persona puede tener derecho recibir en su declaración de la renta es la devolución de las retenciones, no más.