La respuesta es “NO”, y de eso nos habla el artículo 15.2 LPH cuando dice que “los propietarios que en el momento de iniciarse la junta no se encontrasen al corriente en el pago de todas las deudas vencidas con la comunidad y no hubiesen impugnado judicialmente las mismas o procedido a la consignación judicial o notarial de la suma adeudada, podrán participar en sus deliberaciones si bien no tendrán derecho de voto”.

Por tanto, se puede impedir el voto, pero no así su participación, es decir, tienen voz en las deliberaciones, pero no tiene voto, así de simple.

Y ahora alguien puede preguntarse: ¿cuándo se consideran las deudas vencidas? En este caso, hay que distinguir entre si existe en la comunidad un acuerdo o una disposición en los Estatutos que señale que los pagos de las cuotas se deben de realizar dentro de un plazo determinado o que no exista tal acuerdo.

Para que lo entendáis, lo vamos a explicar con unos ejemplos. En el primer caso, si existe tal acuerdo, suponemos que este acuerdo dice que las deudas se tienen que satisfacer dentro de los 10 primeros días de cada mes, luego llegado el día 11 del mes, si no se ha procedido a liquidar la cuota, el propietario, se considerará moroso. Para el segundo caso, si no hay acuerdo y las cuotas son mensuales, el propietario pasará a ser  moroso cuando termine el mes al que se refiere el recibo, aplicándose el artículo 1100 del Código Civil. Este segundo caso ocurre en muchísimas comunidades, luego si se ha fijado una reunión para el día 27 de enero, el vecino que no haya satisfecho su cuota este mes, pasará a ser considerado moroso, el 1 de febrero, pero el día 27 podrá acudir con voz y voto.

G&C GESTIÓN – Calle Victoria, 25 local (Úbeda)

  • Contacto: Fco Javier Granero López
  • Telf-: 953 45 13 97 – Telf. y Whatsapp: 676 54 12 84
  • Email:  asesoria@gycgestion.com